Dinero y sentido común

En la década de 1980, los celulares se consideraban un "privilegio de lujo" de los ejecutivos. Avancemos hasta la actualidad y es casi imposible caminar por las calles sin ver a personas, de todas las edades, que usan sus dispositivos móviles. A diferencia de otras tecnologías, la industria inalámbrica de EE. UU. evoluciona constantemente y a paso rápido. No solo las redes inalámbricas son más rápidas y ofrecen mayor funcionalidad, sino que los dispositivos son más pequeños, más inteligentes y cuentan con más características. Se ha desarrollado toda una industria de aplicaciones, para que los consumidores puedan elegir los dispositivos inalámbricos que satisfagan sus necesidades exclusivas.

Con tantas opciones en la industria inalámbrica de EE. UU., los consumidores tienen el poder de tomar decisiones fundadas en cuanto a los servicios, dispositivos y aplicaciones que incorporarán a su dispositivo personalizado. Esto significa que padres y niños deben decidir juntos cómo, dónde y cuándo usar dispositivos inalámbricos.

Si conversan con sus hijos sobre el uso responsable de los dispositivos inalámbricos, los padres pueden ayudarlos a aprender y emplear habilidades valiosas para la vida, como las de planear y administrar el tiempo. A continuación se presentan algunos ejemplos:

  • ANTES de elegir un plan pospago de servicios inalámbricos, padres y niños necesitan acordar la cantidad de textos e información que se debe usar. Así, se puede elegir un plan de servicios que satisfaga las necesidades inalámbricas de los niños y que a la vez los alerte sobre los límites del plan inalámbrico mensual.
  • Las aplicaciones podrían ofrecer oportunidades de adquirir artículos adicionales dentro de la aplicación (compras desde la aplicación), como puntaje en un juego. Además de la protección de contraseñas para la descarga de aplicaciones por parte de los niños, los padres pueden optar por restringir las compras desde la aplicación y trabajar junto con los niños, para comprender cuándo convendría o no realizar una compra.
  • Padres y niños deben acordar los momentos y lugares adecuados e inadecuados para usar dispositivos inalámbricos, por ejemplo durante el horario escolar, antes de hacer los deberes o por la noche.

La Asociación Inalámbrica (CTIA, por sus siglas en inglés) elaboró reglas familiares de muestra para ayudar a padres y niños a iniciar la conversación, de modo que las expectativas sobre el uso de dispositivos inalámbricos queden claras. El uso adecuado variará según el niño, la edad y la familia. Lo que una familia decida para su niño de 11 años puede ser diferente de lo que piense otra para un hijo de 13 años.

CTIA y sus miembros ofrecen información, herramientas y funciones que ayudarán a los padres a controlar y administrar con sensatez los dispositivos inalámbricos de los niños:

Cómo actuar:

  • Si sus hijos han excedido el uso acordado de dispositivos inalámbricos
  • Para ayudar a sus hijos a usar tecnología inalámbrica con responsabilidad
Vea cómo actuar >

Case Studies:

  • Learn from others’ experiences, including how the situations were handled.
See Case Studies >