Programas que ayudan

Perspectiva general de las normas actuales y las iniciativas de La Asociación Inalámbrica (CTIA, por sus siglas en inglés) y otros programas de seguridad.

Los niños de hoy pertenecen a una generación conocedora, que adopta y utiliza tecnologías móviles a una velocidad espectacularmente rápida. Incorporan estos nuevos dispositivos y servicios a sus vidas de inmediato y sin problemas, a pesar de que la nueva tecnología inalámbrica continúe evolucionando rápidamente.

Considerando la velocidad con que se presentan nuevos productos y servicios inalámbricos y los niños los adoptan, es importante que la industria inalámbrica cuente con la flexibilidad necesaria para abordar posibles problemas con prontitud. Mediante una mínima regulación, la industria inalámbrica está en condiciones de responder ante los problemas con la misma velocidad con la que se desarrollan.

Al mismo tiempo, las autoridades responsables tienen que desempeñar un rol importante. Por ejemplo, las leyes federales limitan la obtención en línea de información personal de niños y además exigen que las escuelas que ofrezcan herramientas electrónicas utilicen herramientas de control parental.

Además de cumplir con estas leyes y normas, la industria inalámbrica llevó a cabo una serie de medidas voluntarias para garantizar que los padres cuenten con la información y las herramientas necesarias para lograr que sus hijos sean usuarios inalámbricos responsables y seguros, tanto en el mundo virtual como en el real.

CTIA y sus empresas miembro han definido como prioridad explicar a los padres las políticas, sea de manera voluntaria o reglamentaria, de manera que sepan qué encontrarán a disposición para contribuir a que sus hijos sean usuarios inalámbricos responsables y seguros.